Great Expectations

Autor: Charles Dickens

"Ese fue un día memorable para mi, pues hizo grandes cambios.  Pero es lo mismo con cada vida.  Imagínese quitarle un día a cualquier existencia y pensar en el efecto de esa ausencia.  Pare cuando lea esto y reflexione en la gran cadena de acero u oro, de espinas o flores, que entonces no lo hubieran unido, si no fuera por ese exacto día".
El otro día, quien escribe estas reseñas leyó en un artículo que con cada libro leído, el cerebro, físicamente, cambiaba; que las asociaciones de nuestros sentimientos con las imágenes eran tan fuertes, que caminos quedaban marcados en nuestras cabezas, a veces para siempre.  Pues bien, cuando uno lee Dickens uno sabe que su cerebro (y uno mismo, valga la redundancia), no será el mismo después de haber cerrado el libro.  ¿Es que un escritor debería tener meta diferente?
Grandes Esperanzas (traducción de Great Expectations) cuenta la historia de Pip, un huérfano aprendiz de herrero, al que un encuentro con un prisionero prófugo, una anciana de triste vida y una joven hermosa pero altanera, cambia su destino.  Contar más es ya dañar la historia.
Dickens narra una de sus obras maestras en primera persona, con capítulos cortos, presentando a personajes que son tan bien descritos que se vuelven inolvidables.  Caracteres como Joe el herrero nos partirán el corazón y nunca miraremos a un abogado de la misma manera tras haber conocido a Mr. Jaggers.  Una vez más el inglés retrata la opulencia y la pobreza de la era victoriana, al mismo tiempo que nos retrata casos de redención: la redención de la anciana rica que quería que su hija le rompiera los corazones a los hombres, la de Pip que desdeña sus orígenes, y la de la misma Estela, que tarde se da cuenta que su frialdad no le trajo sino más desdichas.  
Decir que este libro es mandatorio leerlo es redundante, ¡después de todo es Dickens!  Sólo resta recomendar aquí que en una de sus vacaciones, agarren el libro, pónganse cómodos y déjense llevar por lo mejor de la literatura entrando en una época que ya no existe, pero que cuenta una historia eternamente moderna.
Key West, Florida, Octobre 5, 2014

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares