La serpiente sin ojos

Autor: William Ospina

Sin entender jamás estos reinos, vinieron a engendrar en su arcilla una humanidad perpleja que no puede creer en Dios pero lo necesita, que no consigue creer en la Ley pero no puede vivir sin invocarla, que no consigue amar el mundo en que nació porque la herencia venía profanada y calumniada, porque el tesoro estaba saturado de maldiciones

En el 2012, el colombiano publicó su última trilogía sobre la conquista del continente.  El libro, que aunque no es tan bueno como los dos primeros, sigue siendo una delicia de lectura y cuenta los últimos días de Ursúa mientras éste intenta conquistar en vano la Amazonía. 
El texto está construido en capítulos de tres o cuatro páginas en los cuales Ospina va contando los tumbos del protagonista del País de la canela y sus vanos intentos por proteger a Ursúa del descalabro de la ambición y del amor.  Estas secciones están separadas por pequeños poemas que dan color y aire a la historia, que cuentan los pensamientos del narrador o simplemente dan contexto a los siguientes capítulos.  Son también la manera del colombiano de escapar de la prosa para entrar en lo que es su fuerte: la poesía.
En cualquiera de los libros de la trilogía, el lector podrá admirar la pluma de Ospina —para quien escribe estas reseñas, una de las más bellas de la literatura en nuestra lengua—; en sus páginas él demuestra un balance difícil y perfecto entre una narración eficaz y otra simplemente hermosa.  Buenos ejemplos de este equilibrio son escasos.
Paris, Junio 15, 2014

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares