Correspondencia de Gustave Flaubert

Autor: Gustave Flaubert – Edición: Bernard Masson

Yo soñé la gloria cuando estaba pequeño y ahora no tengo ni el orgullo de la mediocridad

Esta frase fue escrita por Gustave Flaubert a su amigo Ernest Chavelier en 1839 cuando no cumplía aun los veinte años y ya trabajaba en sus escritos.  Es impresionante —y al mismo tiempo refrescante— leerla de quien escribió la obra maestra Madame Bovary.  Aquella dedicación, auto-exigencia, pensamiento, y estricta estética sobre el arte de escribir le duraría toda la vida.

Cae la noche tropical


Autor: Manuel Puig

El escritor argentino Manuel Puig publicó Cae la noche tropical en 1988.  La novela retrata la vida de dos hermanas ancianas que se narran —se chismosean— la historia de una psicóloga solterona y su relación con un hombre agobiado por las dificultades de la vida. 

El fantasma de Canterville, La balada de la cárcel, De Profundis


Autor: Oscar Wilde

Nunca vi a un hombre mirar con tanto anhelo esa tienda de azul a la que los prisioneros llaman cielo

Si alguna vez el lector se pasea por el cementerio de Père Lachaise quizá se tope con la tumba de Oscar Wilde.  Sobre ella, esculpido, vuela un hombre alado con cierto aire egipcio, lleno de besos.  Los besos siempre intrigan.  Wilde era homosexual y fue atrozmente condenado por ello.  ¿Sería esa la razón de los besos?  Quizás.  Las obras más conocidas de Wilde son El retrato de Dorian Gray, El fantasma de Canterville, y La importancia de llamarse Ernesto; todas obras geniales sin duda alguna, pero ninguna meritoria de la ternura de todos esos labios sobre su tumba.  Quien escribe estas líneas le gustaría pensar que la respuesta se encuentra leyendo La balada de la cárcel y sobre todo, De Profundis, donde se aprecia hasta qué punto el inglés fue un hombre sensible y genio no únicamente en el sarcasmo y la ironía, sino también en su capacidad de conmover.

El entenado

Autor: Juan José Saer

Por venir de los puertos, en los que hay tantos hombres que dependen del cielo, yo sabía lo que era un eclipse.

Entre aquella lista de los mejores libros escritos en los últimos 25 años se encontraba El entenado del argentino francés Juan José Saer.  Hasta que el libro fue conseguido (con mucho esfuerzo, valga la pena aclarar) quien escribe estas reseñas jamás había escuchado hablar del escritor.  Ha sido todo un descubrimiento.

Las más populares