20 años después

Autor: Alejandro Dumas
Carlos no pudo distinguir nada, pero sentía bajo sus pies la conmoción de los golpes que daban sus amigos.  Cada uno de esos golpes respondían a su corazón.
Cómo alguien escribe dos novelas de aventuras (las dos de más de ochocientas páginas) en dos años es incomprensible.  Que las dos novelas sean buenas —e icónicas— ya es el colmo.  Pero por eso Dumas es Dumas y pare de contar.  

Las más populares