Othello

Autor: William Shakespeare

Usted pesé sus palabras antes de darles aliento

Leer a Shakespeare es siempre una experiencia nueva.  Incluso desconociendo algunas de las palabras en el inglés antiguo, basta con recitar la estrofa en voz alta para comprender la trama que se desenlaza y sentir la fuerza de esos enormes escritos.  Aquél que crea que leer a Shakespeare es aburrido se equivoca: quien escribe esta reseña, perdió dos paradas de metro perdido en la trama del tercer acto.


La reputación es una desocupada y falsa imposición; con frecuencia es ganada sin méritos y es perdida sin haberla merecido.

Othello cuenta la historia de un general moro y negro que sufre el complot de uno de sus subalternos, un viejo resentido que sufrió el desfalco de un puesto por otro soldado más joven.
Iago, el viejo, fragua intrigas que se van desenvolviendo con los cinco actos. Othello, Cassio (quien ganó la posición que él anhelaba) y Desdemona (la esposa de Othello) hacen el papel de marionetas, todas ignaras e inocentes que caminan sin saber hacia el peñasco.
Que bello es el teatro, esas tablas limpias que toman vida gracias a la imaginación, donde los personajes juegan a la ignorancia de la vida, un reflejo irónico de nuestra a veces cruel, a veces deliciosa realidad. 
Paris, Octubre 24, 2013

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares