El testigo

Autor: Juan Villoro
Odiaba el oportunismo de su memoria sin escrúpulos.  Regresaba al pasado como a un dolor elegido, como si lo peor de esa tristeza fuera la posibilidad de perder su recuerdo.
En el 2014, la novela El testigo fue galardonada con el Premio Herralde de novela.  Tiempo después apareció en una lista como una de las mejores novelas escritas en nuestra lengua en los últimos 50 años.  Lo interesante –quizás increíble– fue que al ordenar la novela por Amazon, ésta llegó con un retardo de dos meses pues  al parecer el texto es difícil de conseguir.
Esta obra maestra de Juan Villoro nos cuenta la historia de Julio Valdivieso, un mexicano exiliado en Europa, que regresa a su país después de muchos años para colaborar (con mucho desgano) en un proyecto sobre la guerra cristera.  Valdivieso encuentra un México violento, sumido en guerras de narcotraficantes y metido en una historia que de no ser por el talento del escritor mexicano, sería difícil de creer.  Con el pasar de los días, el pasado del personaje principal comienza a levantarse como un muerto de su tumba y a calarle en los huesos, sumiéndolo en situaciones peligrosas y surreales. 
La trama de la novela es compleja y hasta podría decirse que sin punto alguno, lo cual sólo aumenta su grandeza.  Hay una historia de un guión que al final termina siendo escrito por otra persona, viejos amores que nunca pasaron, torturas, muertes sin sentido, y muchos otros personajes que están ahí con el único fin de funcionar como ejes del pasado de Valdivieso.  Los ambientes son palpables, las descripciones bellísimas y los personajes son completos: tienen físico y pasado.  La narración  tiene la gran virtud de meternos en un sueño del cual no salimos hasta cerrar la cubierta.  Es incomprensible que una novela como esta no se vea con más frecuencia en los estantes. 
Paris, Septiembre 17, 2013
Jose Antonio Velasco

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares