La casa del gato que pelotea

Autor: Honoré de Balzac
Le parecía a ese joven que la más brillante de las estrellas de la mañana había sido tapada por una nube
La maison du Chat-qui-pelote fue publicada en 1930  y es la primera obra de Escenas de la vida privada, la primera parte de La comedia humana.  En ella, el autor francés nos cuenta la historia de una pareja, un pintor talentoso venido de una familia real y una mujer normal proveniente de una familia trabajadora de clase media y tradicional.  La novela narra un drama, la historia de dos mundos diferentes que se encuentran y deciden unirse. 
La obra (casi un cuento largo) es deliciosa y uno se sorprende no pudiendo parar de leerla.  Balzac nos muestra el Paris de su época, la Rue Sant-Denis y las maneras de entonces.  La familia es tradicional: el padre es excelente negociante, severo, pero de alguna manera sensible, la madre es diligente, obediente, austera y fuerte en la tradición cristiana; las hijas son educadas solamente en las cosas de la religión y de la casa.  Así comienza el viaje que nos propone para experimentar los tiempos que a él le tocaron vivir.  Luego llega el amor y con él las complicaciones.
Pero hay algo extraño en esta historia.  Súbitamente la novela termina en tragedia en un par de páginas dándole la impresión al lector que algo no fue dicho, que algo en la muerte de uno de los personajes se quedó en el aire.  Investigando al respecto, quien aquí escribe averiguó que la novela retrataba un drama personal de la vida de su autor.  Se dice que Balzac fue primero historiador que novelista, y aquí el historiador cuenta su propia historia.  Sólo pudiendo comprender el dolor de la pérdida de un ser querido, uno se da cuenta que esta pequeña novela, y las cosas de su final no dicho, son el retrato amargo de la pena de su autor.  La comedia humana, comienza entonces con una tragedia: la de aquél que la crea.
Paris, Junio 1, 2013

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares