El libro de la selva

Autor: Rudyard Kipling
La verdadera razón de esto es que el matar hombres significa, tarde o temprano, la llegada del hombre blanco en elefantes, con armas, y cientos de hombres cafés con gongos, rifles, y antorchas.  Todos en la jungla sufren.  La razón que se dan las bestias es que El hombre es la criatura más débil e indefensa de todas, y no está bien aprovecharse de ellas.
Kipling publicó The Jungle Book a través de revistas en 1893 y 1894.  El libro contaba con unas cuantas historias de la cual la principal es la más conocida: Mowgli – el cachorro humano.  El libro en general es la historia de varios animales comunes en la selva.  Fuera de la historia de Mowgli, está también la de una foca, la de un domador de elefantes y la de una mangosta.  Todas entretenidas y de apto consumo para niños.
Pero la historia de Mowgli es definitivamente, la que quizás representa la mejor literatura entre ellas.  El nobel inglés describe la relación entre Mowgli y los animales con suprema belleza y con cierta realidad.  Decimos “cierta”, porque obviamente no hay comunicación entre hombres y animales, pero la crueldad de la selva y los instintos humanos no son aminorados ante el lector.  Incluso la psicología de Mowgli es profunda cuando después de  haber matado al tigre siente la alegría negra del ganador, mientras la culpa se le hace lágrimas.
Bailo sobre la piel de Shere Khan, pero mi corazón está pesado/Mi boca está cortada y herida por las piedras de la aldea, pero mi corazón está liviano pues he regresado a la jungla.  ¿Por qué?/Toda la selva sabe que he matado a Shere khan.  Miren, ¡miren bien, O Lobos!/Ahae!  Mi corazón sufre con cosas que no entiendo.
La interpretación hecha por Disney nos trajo a todos la historia de Kipling (mirar anexo).  Y aunque la película es excelente (aunque no fidedigna a la obra), no por eso hay que dejar de leer el libro.  La belleza de las páginas del inglés (más en el cuento de Mowgli y el de la Mangosta, que en los otros), es algo que ningún niño o adulto debería perderse.
Barcelona, Junio 24, 2012


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares