El gatopardo

Autor: Giuseppe Tomasi de Lampedusa

¿Por qué quería Dios que nadie se muriese con su propia cara?  Porque a todos les pasa así: se mueren con una máscara en la cara; también los que son jóvenes, incluso aquel soldado de la cara embarrada.

El gatopardo fue escrita por Giuseppe Tomasi de Lampedusa a mediados de mil novecientos cincuenta, dejando a Italia una gran obra en sus anaqueles.

En El gatopardo el autor italiano nos cuenta los sucesos de la vida de Don Fabrizio Cordera, príncipe de Salina cuya insignia es el animal que da el nombre a la obra.  La historia tiene lugar a finales de 1800 y en las primeras dos décadas de 1900, factor importante pues Italia vive el ocaso de una época -la época de los títulos nobles-, la cual Don Fabrizio contempla impotente mientras se le escapa por entre las manos.   El príncipe es un gran personaje: es apuesto, grande, fuerte, y de mejor educación que sus semejantes.  Es también un ser contradictorio, machista, clasista, etc.  Todo un noble de su época. 
Pero el quid del libro no es la vida en subida del personaje principal.  Lo que el autor quiso mostrarnos fue su caída: la vejez que lenta e inexorable va destruyendo al gran hombre.  Y aquí está la grandeza del libro.  Porque su autor narra la hecatombe con buen ritmo y acertados detalles, mostrándonos las meditaciones de su personaje, sus sentimientos, y sus frustraciones.  El final es a la vez brillante, patético y real: el príncipe, en su lecho de muerte, decide no confesarse no porque esté libre de pecados, sino porque toda su vida ha sido uno.  A nuestro gran personaje, simplemente, el asunto le da igual.  Un excelente final que podría ser el de cualquiera.
Barcelona, Abril 13, 2012

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares