El viejo y el mar

Autor: Ernest Hemingway

He always thought of the sea as La mar which is how people call her in Spanish when they love her

Hemingway escribió The Old Man and the Sea en 1951 cuando estaba en Cuba.  La corta novela le mereció el Pulitzer en 1953 y se dice que fue una gran contribución para el Nobel en 1954.  El tiempo ha otorgado a la novela varios detractores, pero quien escribe esta reseña no es uno de ellos.

El viejo y el mar narra la historia de Santiago, un pescador anciano que después de 85 días de no haberle sacado nada al mar, se embarca para enfrentar el reto de su vida.  Estoy salao le dijo al viejo al niño sin saber bien hasta qué punto lo estaba.  El viejo pesca un marlín -o mejor al revés- sólo para ser cruelmente vencido por la naturaleza y por los años.  Un argumento como pocos.
Algunos detractores dicen que es una novela fácil.  No lo es.  El autor americano, narrando en tercera persona desarrolla una relación íntima con el personaje principal.  Lo vemos entonces sufrir sus achaques, querer batirse por última vez y hasta desear morir en su guerra.  Como quien no quiere la cosa, Hemingway toca la fatalidad -¿qué es la fatalidad sino la suerte, la vejez y hasta la profesión?-, la batalla, y el orgullo, todo esto dentro de un ritmo narrativo constante, perfecto, y corto.  El viejo y el mar, una vez leído, se convierte en una de esas historias que guardamos en el corazón.  No leerla es una pérdida inmensa para cualquiera y un manjar para aquellos que adoran la literatura.
Barcelona, Marzo 19, 2012

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo lei este libro cuando estaba en la secundaria y me parecio nostálgico.

Anónimo dijo...

No me gusto,endiosa al hombre cuando es él y no
los tiburones el verdadero depredador.Sobrevalorado y falso.Marcelo

Publicar un comentario

Las más populares