El gran Gatsby

Autor: F. Scott Fitzgerald
“Ella tiene una voz indiscreta” remarqué.  “Esta llena de—” intenté encontrar la cualidad.“Su voz está llena de dinero” dijo él de repente.
F. Scott Fitzgerald publicó su mayor reconocimiento literario en 1925.  El libro en ese entonces recibió buenas críticas, pero estas no se tradujeron en ventas: Fitzgerald moriría casi 15 años después sin mayores honores de escritor.  Y sin embargo el tiempo le tendría destinada su merecida gloria.

El Club Dumas

Autor: Arturo Pérez Reverte
En literatura, el tiempo es un naufragio en el que Dios reconoce a los suyos
Y se duda bastante que dios reconocerá este libro.  El club Dumas es una de esas historias que empieza esplendorosamente y termina casi de manera deprimente.  La novela narra la historia de Lucas Corso, un mercenario del mercado negro del libro que se ve metido en la tarea de buscar tres textos antiguos supuestamente escritos por el demonio que, en su totalidad, contienen la clave para evocarlo. 

Delta de Venus

Autor: Anaïs Nin

Hacía rato que quien escribe estas reseñas venía escuchando —sobre todo de bocas femeninas— de la literatura erótica de Anaís Nin.  Caminando por las calles de New York encontré una copia barata de Delta of Venus a la que sólo dos años después pude llegar.

Ensayos – Tomo I

Autor: Michel de Montaigne
El verdadero espejo de nuestro discurso, es el trayecto de nuestra vida
Michel de Montaigne nació en Burdeos Francia en febrero de 1533 cambiando y modelando para siempre lo que sería el pensamiento occidental.  Fue cristiano, mas no fanático, y enseñó la prudencia tanto en los pensamientos como en los actos. 

El invierno en Lisboa

Autor: Antonio Muñoz Molina

Mírame, yo soy una sombra, yo soy un desterrado.  No de mi país, sino de aquel tiempo.

La novela negra siempre ha sido un género difícil de abarcar.  Cualquier persona pensaría que hacer una historia que se mueve en ambientes lluviosos, nocturnos, de puertos, bares y prostíbulos, debe ser tarea fácil, pero la verdad es que los escritores que se lanzan a dicha empresa se encuentran siempre con un reto cuyo producto es casi siempre lamentable. 

El castillo

Autor: Franz Kafka
Usted fue contratado como topógrafo, pero no necesitamos uno.  No tendríamos ni el menor trabajo para una persona así. … “¿Pero cómo es eso posible?” exclamó K. “Después de todo, no he hecho todo este viaje solamente para ser enviado de vuelta ahora”. “Eso es un asunto diferente”, dijo el director, “y es uno en el cual no es mi deber decidir, aunque puedo explicar cómo se pudo dar esta equivocación”.

Las más populares