Los días azules

Autor: Fernando Vallejo
Los niños somos como los pobres: generosos: damos con la imaginación
Los años pasan cambiando a las personas.  Algunas personas pueden juzgar y decir que el cambio fue para mal o para bien, pero la opinión ajena poco importa; lo que importa es la propia: si uno, con el pasar del calendario se ha vuelto más o menos feliz.  Creo que éste fue uno de los primeros libros de Fernando Vallejo, un libro nostálgico como la mayoría de los otros que ha escrito, pero sin duda muchísimo más hermoso.
Cualquiera podría decir que el escritor colombiano se ha amargado con el tiempo, pero nuevamente, lo que aquí —o allá— se pueda decir poco importa.
Los días azules es una obra maestra, un libro con el que muchos latinoamericanos podemos relacionarnos.  Tiene un humor fino, una inocencia feroz, y páginas que se meten en el corazón del lector como si el pasado del escritor quisiese resucitar el nuestro.
Ni me pude acostumbrar al nuevo santo, ni volví a ver a la monjita misionera.  Nos habíamos dicho nuestro amor con la mirada, pero se nos olvidó decirnos el teléfono.  Mi amor desesperado la buscó por todo el barrio.
El colombiano nos habla de su familia, de su país, del maravilloso Antioquia que le tocó vivir y que quizás ahora ya no lo es.  Pero la mayoría de las personas saben que el mundo cambia, que nuestro pasado sólo existe en nuestras mentes y que ya se perdió.  Si usted es latinoamericano quizás quiera revivir el pasado de Vallejo, un pasado que quizás le lleve a dar un paseo por el suyo que a lo mejor ya había olvidado.
Barcelona, Octubre 17, 2011

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares