El mundo es plano

 Autor: Thomas L. Friedman
Todas las mañanas en África, una gacela se despierta.
Ella sabe que deberá correr más rápido que el león más rápido o será devorada.
Todas las mañanas un león se despierta.
Él sabe que deberá correr más rápido que la gacela más lenta o morirá de hambre.
No importa si se es león o se es gacela.
Cuando el sol sale, hay que comenzar a correr.
(Proverbio africano)
Aunque The World is Flat tiene ya más de cinco años de haber sido publicado y es enorme, vale la pena leerlo.  Thomas Friedman, ganador del premio Pulitzer y periodista del New York Times, nos describe a grandes rasgos, pero con suficientes datos y ejemplos, lo que ha pasado en el mundo durante los últimos años y cómo eso nos ha llevado hasta la situación donde estamos.  El periodista, a través de entrevistas con varios lideres mundiales —tanto políticos como personas de negocios— nos muestra los impactos de la globalización, del desarrollo de los Estados Unidos, China e India, las consecuencias para los países en vía de desarrollo, y lo que viene en términos globales.  El libro, vale la pena decirlo, abre ojos.
Cuando Friedman dice que el mundo es plano, quiere decir que vivimos en una realidad donde cada día que pasa, la distancia importa menos y donde el efecto de lo que sucede al otro lado del mundo, se siente con rapidez y a veces con gran impacto, como si hubiese pasado en nuestro país o al lado.
El periodista americano comienza su libro diciéndonos como llegamos hasta aquí: nos habla de la revolución industrial, las guerras mundiales, etc.  Pero hace énfasis en los hechos que cambiaron por completo al mundo y que pasaron recientemente: la caída del muro de Berlín, el Internet, los sistemas informativos de trabajo y flujo, el poder de las comunidades de trabajo en software, outsourcing (contratación en otros países), la competencia mundial, las cadenas de abastecimiento, los buscadores de información, y la tecnología móvil y personal.
Después de explicar en detalle todos estos factores, Friedman se lanza a describir lo que eso significa para las personas de hoy: cuales son los trabajos más importantes, en qué aspectos deben los gobiernos, las ciudades, las compañías y las comunidades concentrarse para adaptarse a los cambios que vienen.  Más que nada, el americano se concentra en la importancia de la educación y los impactos que tiene en el desarrollo de varios países, en su capacidad de crear ciudadanos ambiciosos, creativos, y morales.
Friedman es un creyente en las fuerzas del mercado y pasa a describir las obligaciones de las compañías —muchos de los lectores de Friedman y gran cantidad de quienes atienden sus conferencias son presidentes de grandes conglomerados; Friedman, aunque siempre optimista, advierte semanalmente en su columna del New York Times, la parálisis y la crisis de visión que sufre ahora los Estados Unidos—.  Habla de la responsabilidad social, de la importancia de la innovación, y del poder que tienen los empresarios de influenciar legislaciones (para bien, obviamente).
El penúltimo capitulo, en el cual el periodista narra los impactos y las circunstancias geopolíticas es interesante.  Habla de las motivaciones de los petro-dictadores, del medio oriente, y de los impactos de la falta de educación y desarrollo en los países en conflicto. 
Los analistas siempre tienden a medir una sociedad con clásicas estadísticas económicas y sociales: su deficit contra producto interno bruto, su desempleo, o niveles de alfabetismo entre las mujeres adultas.  Pero hay otra estadística, mucho más difícil de medir, que, pienso,  es más importante y reveladora: ¿tiene su sociedad más recuerdos que sueños o más sueños que recuerdos?
La conclusión de este importante libro trata sobre la creatividad y la importancia de los esfuerzos de cada sociedad por fomentarla.  Valioso punto: la creatividad en la industria y en nuestra manera de organizarnos es la única arma que tenemos para proteger nuestra libertad y salir de nuestros problemas.
Paris, Diciembre 13, 2010

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares