La otra orilla


Autor: Julio Cortazar
Me acerqué a mi cadáver.  Toqué una mano y me rechazó su frío.
Es posible que todo latinoamericano que haya querido escribir en los últimos treinta años, haya tenido a Julio Cortazar como uno de los autores de referencia.  Muchos son los que oyen hablar del escritor y se meten de cabeza a leer Rayuela.  De estos una gran cantidad naufragan o terminan el libro para luego decir, ¡que libro tan raro!  Y sí, Rayuela es raro… como casi todas las cosas de valor.
Vargas Llosa dijo que la mejor manera de conocer a este argentino —y su grandeza— es leyendo sus cuentos.  Es verdad.  Es con ellos que recorremos los laberintos de esa mente elegante, culta, y al mismo tiempo juguetona que demanda del lector la atención del cazador.  Y cazador viene siendo aquí una palabra apropiada, porque en las narraciones cortas de Cortazar uno debe andar con sigilo, buscando el mazo con el que el escritor va luego a darnos en la cabeza.  Una vez leídas, estas obras ayudarán al lector a comprender que Rayuela, aunque rara, no es inesperada; es decir, que era casi obvio, casi inevitable que Cortazar saliera alguna vez con una obra de esas.
Aquellos que quieran seguir junto con quien escribe la colección entera de sus cuentos, deben ser advertidos: estos no son los cuentos divertidos y tropicales de García Márquez —muchos, excelentes, por cierto—, o los que leemos de vez en cuando y que nos cuentan una situación dada o una historia pequeña.  Los cuentos de Cortazar son diferentes.  Personalmente me parece que sus páginas producen sensaciones extrañas en el cuerpo —fríos, falta de aire, o ganas de salir a la calle—.  Cortazar dijo que en los cuentos, los escribas deben ganar por knock-out.  En esto, él era un peso pesado.
La otra orilla, es una recopilación de los primeros cuentos del argentino, escritos entre 1937 y 1945.  En ellos se muestra el potencial de esa mano que escribe, su elegancia, y esa manera diferente —bizarra—, de ver las cosas que le rodean.  El libro está dividido en tres partes: Plagios y traducciones, Historias de Gabriel Medrano, y Prolegómenos a la Astrología.  Entre sus 13 cuentos vale la pena destacar: Las manos que crecen, Puzzle, Retorno de la noche, De la simetría interplanetaria, y Estación de la mano.  En ellos el lector encontrará vampiros, asesinos, sueños, y realidades paralelas, pero sobre todo encontrará la felicidad del juego y la inmensa alegría de leer.  No le quepa la menor duda, querido lector: cuando usted termine de leer uno que otro cuento, una sonrisa se dibujará en sus labios.
Paris, septiembre 6, 2010

2 comentarios:

Comprar libros online dijo...

Que pasaje mas sobrecogedor... Genial.

Novosaurio dijo...

Somos un proyecto editorial que busca originales. Pasa por nuestra web e infórmate de cómo hacernos llegar tu obra. En ningún caso nos planteamos el copago o ninguna fórmula que suponga un coste para el autor.

www.novosaurio.com

Publicar un comentario

Las más populares