La muerte de Artemio Cruz


Autor: Carlos Fuentes
"Pensarás que has hecho tantas cosas cobardes, que el valor te resulta fácil"
El autor mexicano Carlos Fuentes publicó La muerte de Artemio Cruz en 1981.  El tema del libro es obvio como su título lo dice.  El concepto de la novela no es original —ya Tolstoi lo había hecho en La muerte de Iván Ilyich—, sin embargo la profundidad con la que se relata la vida del personaje, el retrato de una realidad latinoamericana, la de la muerte en sí, y sus pensamientos, hacen de esta obra un gran placer de leer.
El libro está estructurado en forma de flash-backs, un collage de historias y pensamientos del personaje principal o aquellos otros que lo rodean que al final dan la pintura caótica y exacta de quien ahora presenciamos su muerte.
A través de las páginas conocemos de Artemio Cruz su niñez, su juventud, sus momentos más importantes, los más tristes y los más vergonzosos.  Como en la obra de Tolstoi, el personaje principal se adhiere al egoísmo como filosofía de vida trayéndole tanto riquezas como miserias.  Artemio Cruz, en su lecho de muerte, desprecia al mundo saboreando entretanto los momentos que le trajeron resultados.  Después de vivir la revolución mexicana, ya hecho un político corrupto, inescrupuloso hombre de negocios y explotador del pueblo, el desahuciado sigue burlándose de la gente con ideales.
La novela termina —¿comienza?— con el relato conmovedor de su niñez, dando el retrato de una persona que pudo serlo todo, incluyendo un campesino bueno y honesto.
"decidirás, escogerás uno de los caminos, sacrificaras los demás: te sacrificarás al escoger, dejarás de ser todos los otros hombres que pudiste haber sido, querrás que otros hombres -otro- cumpla por ti la vida que mutilaste al elegir: al elegir sí, al elegir no, al permitir que no tu deseo, idéntico a tu libertad te señalara un laberinto sino tu interés, tu miedo, tu orgullo..."
El estilo y la estructura de esta novela demuestra por qué el mexicano es uno de los escritores más importantes de Latinoamérica.
Turquía, agosto 11, 2010

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares