Alicia en el país de las maravillas


Autor: Lewis Carroll
“Puedes decirme, por favor, qué camino tomar desde aquí?”
“Eso depende bastante de adónde quieres llegar” dijo el gato.
“La verdad no me importa adonde” dijo Alicia
“Entonces no importa qué camino tomes”.
“—con tal de llegar a alguna parte” añadió Alicia como explicación.
“Ah, no te quepa la menor duda” dijo el gato, “con tal de que camines lo suficiente”
En el lado este de Central Park, más o menos a eso de la calle 70, uno puede encontrar la inmensa representación de Alicia sentada en un gigantesco hongo, en compañía de su gato, el Sombrerero y la Liebre de Marzo.  En cuestiones de negocios es muy común escuchar la expresión “Down the rabbit hole” —yendo por el hueco del conejo— cuando se habla del momento donde las cosas comenzaron a complicarse.  Estos son ejemplos de cómo el cuento de Lewis Carroll ha influenciado la cultura anglosajona.
Lewis Carroll, matemático, escribió este libro para Alice Lidell después de un paseo que hicieron juntos en 1862, para publicarlo luego con dibujos y más extendido en 1865.  Su nombre original era Alicia y sus aventuras subterráneas (Alice’s Adventures Underground), pero luego fue cambiado por el titulo ya conocido.  El libro es corto —más o menos 130 páginas— y muchos lo tacharon como literatura sin sentido.  Carroll, quien escribió la historia para la niña y quiso que esta fuese entretenida, no les dio mayor importancia.
El inglés logró su cometido.  El libro, desde el comienzo nos lleva a la infancia.  Las primeras cuarenta páginas son imparables: Alicia se mete por el hueco del conejo y llega a un lugar rodeado de libros entre los cuales había un abismo —una de las metáforas de Carroll—, después encuentra el famosísimo conejo y entra en una disputa de tamaños para entrar por una pequeña puerta donde el resto se desmadeja.
Alicia es una niña inteligente, imprudente, y crítica de sí misma: llorando crea un lago de lágrimas donde casi se ahoga —otra metáfora—, para luego recriminarse por haberlo hecho.
El libro en su tiempo tuvo tantos críticos como amantes —la reina Victoria no gustó para nada la representación de la realeza en el libro, pero al ver su éxito cambió de opinión—.  El libro ha sido publicado en más de 125 idiomas y sus publicaciones nunca han cesado.  De los críticos nada se sabe.
Paris, marzo 21, 2010

3 comentarios:

pilar dijo...

El libro no era para su hija segun Lo que lei..si no para una "amiguita" en todo el sentido de la palabra...al parecer Carrol era un pedofilo y escribio el libro para ganarse la amistad de una niña llamada alice...de todos modos creo q dicho señor tenia una imaginacion espectacular...mi personaje favorito no es alicia, es el gato de cheshire...que tiene y no tiene cabeza , que se esfuma y aparece y al final siempre resulta ser algo asi como el subconsiente de alicia..

Loguzcla dijo...

Pilar está en lo cierto, el libro no era para su hija, sino para la hija de un amigo llamada Alice...
Al parecer no se comprobó la pedofilia, pero la mayoría de sus fotografías (porque también era fotógrafo) eran de niñas.

AV dijo...

Gracias a los lectores por corregir la reseña. Efectivamente, mi versión del libro está equivocada y el libro fue hecho para Alice Lidell y no para su hija. Como dijo Loguzcla, la pedofilia nunca fue comprobada.

Nuevamente, muchas gracias!

Publicar un comentario

Las más populares