El país de la canela

Autor: William Ospina

Uno de los fornidos capitanes de Pizarro fue capaz de llevarse a cuestas el sol gigante cuando llegó la hora del saqueo, pero lo perdió después a los dados, en la borrachera que siguió al gran pillaje.  Y un dios que se pierde a los dados en una noche de borrachos es una cruel ironía.

Aquellos que gustaron de Ursúa (la primera novela de esta serie sobre la conquista, mirar reseña en agosto del 2009), se deleitarán aun más con ésta.  El país de la canela es una obra grande que narra la conversación de un veterano de la conquista con Pedro de Ursúa.  En esta charla se cuentan los detalles de una expedición absurda en busca de bosques de canela en medio de la selva que era Latinoamérica en esos tiempos.  Nuevamente Ospina se luce narrando y describiendo los detalles de la jungla, la ferocidad e inocencia de los indios, y la barbarie de los españoles. 
El libro es escrito a manera de dialogo en primera persona.  La poesía de Ospina se sigue notando, pero con mucha más prudencia que en el primer libro de la serie.  Durante la lectura, es imposible no recordar The Heart of Darkness de Conrad (el corazón de las tinieblas, por su traducción al español); tal y como lo hizo el polaco, el colombiano mete al lector en el viaje por el río y le obliga a devorar sus páginas.  Como en la literatura no hay vacas sagradas, quién escribe esta reseña se arriesga a decir que El país de la canela, como historia, no tiene nada que envidiarle a la célebre obra de Conrad. 

New York, Diciembre 5, 2009

1 comentario:

Anónimo dijo...

Quizas la brevedad... eso si es probable que le pueda envidiar. Conrad en pocas líneas era capaz decirlo casi todo.

Publicar un comentario

Las más populares