Sin novedad en el frente

Autor: Erich Maria Remarque

La portada de la versión que tengo de este texto dice que es el mejor libro de guerra jamás escrito. Puede decirse que semejante rótulo en cualquier libro es codicioso y quizá exagerado, pero Sin novedad en el frente o All quiet on the western front —para aquellos que quieran leerlo en inglés—, tiene bastantes honores para participar en el concurso.
El libro es narrado en primera persona por un joven que apenas cumplía los veinte años cuando ya peleaba en el bando alemán durante la primera guerra mundial. Un joven viejo, pues los sucesos que cuenta hielan la sangre y dan detalle —como en pocos otros textos— de los intestinos de una guerra. El hecho que la historia sea narrada desde el bando alemán hace el texto aun más fuerte. El joven soldado habla de la idiotez de sus superiores, de la frialdad en la batalla, de la estultez de los de afuera que, sin pelear, les hablan del patriotismo y del deber. Las palabras de Remarque revelan sin mayores adornos la simpleza absurda de la guerra —quizás esto es lo más estético de la novela: su lenguaje es tan simple y fuerte como los hechos que cuenta—. El autor nos narra la locura de las batallas y su llana e inapelable crueldad; nos describe un monstruo monocromático y gigantesco que acaba con todo y que lo único bueno que deja es la hermandad entre los que mueren o están en el proceso de morir. Una de las mejores partes del libro es una conversación del soldado con un enemigo francés al que acaba de asesinar. Hablando solo, el alemán le pide perdón y le hace promesas que no cumplirá porque su deber es seguir combatiendo y seguir matando, aun si su propio bando le ataca con el hambre y la mezquindad.
Definitivamente es un gran libro, uno de esos textos que se siguen leyendo y que continúan siendo tan actuales a pesar que fue ya casi hace un siglo que ocurrió lo narrado, un siglo desde hace que este tipo que estuvo en el infierno, volvió para contarlo.

¡Gracias, José, por la excelente recomendación!

Paris – Septiembre 7, 2009.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares