Novelas Ejemplares

Autor: Miguel de Cervantes Saavedra

Cervantes publicó sus Novelas ejemplares en 1613. En su prólogo, el maestro explica que sus narraciones no son ejemplares por la condición de ser las mejores, pero sí por dar ejemplos que cualquier lector puede seguir. No se equivocó Cervantes ni al llamarlas ejemplares ni al llamarlas novelas, pues aunque son cortas, su elaboración es detallada.
Desafortunadamente la edición que quien escribe esta reseña solo incluye cuatro de las doce narraciones originales: La gitanilla, El amante liberal, Rinconete y Cortadillo, y La española inglesa. La española inglesa —la mejor de las cuatro, en mi opinión— es el drama de una niña española robada y su futuro esposo —hijo de quienes la criaron—, que pasan por duras y maduras para estar juntos. La gitanilla es una historia de amor entre una gitana y un noble que renuncia a lujos y riquezas para estar con ella. El amante liberal es la historia de un hombre despreciado por una mujer por la que posteriormente hace mil sacrificios y a quien termina perdonando su desprecio. Rinconete y Cortadillo —sin duda una de las más famosas—, es la historia de dos ladrones de pueblo que refleja el bajo mundo de la época. Ésta última, al igual que el Quijote, son dos novelas eternas, queriendo decir por esto que cuentan hechos que siguen y seguirán pasando; personajes que existieron, existen, y existirán siempre porque contienen la esencia de lo humano.
Las narraciones son buenas, cortas, y amenas; obras a las que el tiempo ha dado más valor. Cuando fueron publicadas, únicamente entretenían y daban ejemplo; ahora también nos transportan al mundo en que Cervantes vivió, esas épocas de gitanas, barcos, duelos, y espadas, épocas conservadoras, fanáticas e intrincadas, pero que ahora parecen mágicas.
New York, Septiembre 30, 2009

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares