Killing Mister Watson

Autor: Peter Matthiessen
Una vez le pregunté, señor Watson, ¿usted cree en Dios?  Él contestó: Creer en él no significa que confíe en él.
Del pasado de las personas es difícil discernir lo cierto de lo falso; es por esto que el trabajo de los historiadores es  difícil. Ellos saben que la historia nunca acaba de ser y que es posible que el mañana traiga un hecho que cambie por completo lo ya acontecido.
Killing Mister Watson es la historia de una leyenda en los Cayos de la Florida a principios de siglo, una reconstrucción detallada por medio de entrevistas, libros, y otro tipo de publicaciones que sirven para contar los extremos de un hombre que, para su tiempo, fue un negociante sobresaliente y al mismo tiempo, presunto asesino.
Matthiessen logra trasladar la realidad del libro a nuestras cabezas, devolvernos cien años atrás al paraíso virgen que debió ser el estado de la Florida y a su infernal organización como sociedad —no había otra justicia que la de la horca, el linchamiento o la pistola—; cuenta con detalles las relaciones entre blancos, negros e indios, mostrándonos el estilo de vida de la época.
En su libro, el escritor americano siguió con éxito el estilo narrativo descubierto por Twain y destacado por Faulkner; produjo una obra tremenda. La historia avanza contada de las voces de familiares, vecinos, la policía y el estado judicial armando el rompecabezas de la vida de Mister Watson.
Por el sólo título del libro, la trama no es difícil de adivinar. El autor le apuesta a nuestra curiosidad. Pasamos con hambre sus páginas porque queremos acompañar al historiador en su pesquisa por los diferentes hechos que pintan con detalles las facetas de la víctima, queremos saber si al final Watson merecía —o no— ser asesinado por sus vecinos.  Acabando la historia, tanto los narradores como los lectores sentimos pesar del destino del personaje principal. Sin decirlo, Matthiessen nos pregunta si talvez también hubiésemos apretado el gatillo.
El hombre es, casi inevitablemente, un animal de juicios: blanco o negro, bueno o malo, bonito o feo. Que alguien pueda construir una obra con tanta información y al final nos imposibilite un juicio, es una tarea inmensa y admirable.
Agosto 2, 2009 – New York.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares