Don Juan Tenorio


Autor: José Zorrilla

Don Juan Tenorio es una de esas obras que es obligatoria en el colegio, pero la cual con frecuencia los estudiantes ignoran. Quizás es porque está escrita en versos o talvez es porque es tan vieja que es normal que la juventud la rechace —como al Quijote—. La verdad, es una obra corta, rápida, y entretenida. En su tiempo (1844) tuvo gran éxito y no fue gratuito: es la historia de un Don Juan oscuro, casi malévolo que terminó enamorándose de la mujer cuya muerte causó. Para rematar, Zorrilla incluyó en su trama un final inesperado y —a mi parecer— espeluznante: a Don Juan no sólo se le aparece un muerto, sino que éste le dice que al otro día estarán juntos. Ese sólo suceso da para escribir cuentos y novelas enteras.
Es común que a algunas cosas los años les adhiera valor. Lo mismo pasa con esta obra. Cuando fue publicada, contaba hechos o historias que se veían a diario y reflejaba supersticiones que eran férreas en la sociedad; simplemente entretenía. Ahora que le ha pasado el tiempo, la obra sirve para llevarnos de la mano a una época que ya no existe, a la antigua Sevilla donde podemos imaginar a los personajes de sombreros plumados y mortales espadas tertuliar en frente de la gran catedral, o caminar por sus calles empedradas. Don Juan Tenorio fue famosa en su época porque pudo ser comprendida por todos; hoy, todavía lo es. Zorrilla creo una obra maestra con ingredientes básicos, nos dejó como legado un viaje corto, pero el cual no deberíamos perdernos.
Agosto 5, 2009 – New York

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Las más populares