La rebelión de Atlas - Atlas Shrugged

Autor: Ayn Rand

La historia tiene lugar en los años cuarenta o cincuenta con foco en la ciudad de Nueva York. El personaje principal es una mujer capaz que maneja la parte operativa de una gran corporación de transporte ferroviario. A la cabeza de la misma empresa está su hermano, un hombre que llegó a su puesto aparentando, moviendo conexiones, e ingeniando estrategias políticas. El tipo, tratando de pagar favores a quienes le ayudaron a obtener su status, empieza a tomar decisiones que van contra la lógica del negocio y que ponen en aprietos no sólo a la protagonista, sino al país entero. Bandos se forman, y una pelea a muerte comienza entre aquellos que piensan coherentemente y los políticos —u otros disparatados personajes que la autora crea— para poner todo en un contexto de blanco y negro.
Es aquí donde el beneficio de la duda es dado a la célebre filosofa. La  estructura de la novela —la de dos bandos opuestos y sin intermedios— es desarrollada con el objetivo de recalcar los comportamientos de los cuales su autora despotrica. La trama se desarrolla rápidamente y es entretenida. Las casi mil doscientas páginas —con la excepción de las últimas doscientas— se van en un santiamén.
En cuanto a los personajes, el libro comienza con una nota por parte de la autora diciendo que la creación y publicación del texto es la prueba fehaciente que ese tipo de personajes existen.  Esto no puede ni negarse ni afirmarse, pues, desafortunadamente, los personajes son bastante planos —gente con una meta y nada más—. No conocen la mediocridad, la pereza, son apuestos y sin defectos. Con estas características, triunfar viene siendo lo mínimo que se les puede pedir.
En cuestiones de filosofía, en los Estados Unidos se dice que Atlas Shrugged es uno de los libros fuertes del partido republicano. Esto tampoco quiere decir nada pues todas las iglesias terminan traicionando sus biblias.  El partido del elefante no es la excepción y a Ayn Rand se le puede acusar de todo, menos de predicar las cosas que se ven con frecuencia en la política. Ayn Rand desprecia la palabra “espiritual”, la culpa, los perezosos, y las excusas.  Su filosofía, que es casi utópica, consiste en el individualismo, en la búsqueda de la satisfacción personal, y en el valor del ser humano basado en su trabajo y en lo que hace.  Suena feo, pero debe analizarse pues algo puede tener de cierto. Como todo en exceso es malo, al final la protagonista termina matando a un tipo por la simple razón de estar en su camino y medio confundido. En su novela Ayn Rand deja que “los malos” se apoderen y destruyan el mundo sólo para probar su punto —como si este mundo no fuese demasiado pequeño y el ser humano pudiese darse semejante lujo sólo por ganar un argumento—. Ya se dijo: el libro carece de personajes medios, en su realidad establece que todos son buenos o malos, la gente nace, no se hace, y en ningún lugar hace referencia al punto de la educación. Aquí nuevamente se le da el beneficio de la duda a la autora imaginando que tal vez ella, que definitivamente era una persona inteligente, debió haber ilustrado esto en otras obras.
El libro debe leerse. La autora argumenta bien sus ideologías y da pie para entender y retar realidades actuales. Muchos pueden no gustar del texto y sus pronunciamientos, pero hasta ahora, ha podido sobrevivir más de sesenta años, cualidad que muchos escritores e intelectuales quisieran ostentar.
New York, Junio 14, 2009

José Antonio Velasco

2 comentarios:

Olivia Gamarra dijo...

Creo que la escritora aclara mejor el panorama filosófico, por lo menos, de su obra en "la virtud del egoismo" una obra que considero muy buena, concisa, clara y honestamente no creo que la autora fue bien entendida para decir que llevo al individualismo extremo y negativo a la sociedad... El egoismo que plantea es autoestima, es pensar en el bien de uno mismo, como factor primordial de la responsabilidad sobre uno mismo, y desde esa posición, actuar en beneficio hacia la sociedad. En fin, mucho para comentar!!

Anónimo dijo...

Voy promediando el libro y me entro la misma duda? Va a seguir con el mismo cantito hasta el final ? Los personajes son muchos pero podrian ser 4 o 5 y la idea es la misma, las paginas son muchas pero lo mismo se podria decir en 50 sobradamente. Igual se deja leer, como curiosidad, pero hay que ser muy republicano para hablar de obra maestra de la filosofia y la literatura. Le ponemos 6/10 trencitos.

Publicar un comentario

Las más populares